Días veintiséis y ventisiete: el descalabro de la unión

| Autor(a): Éfrin González |


Ya pasaron los días ocho y nueve de abril del año 2020, la pascua ha dado inicio. Ahora la incertidumbre y el miedo empieza a impactar a la sociedad danesa. Se supone que los pequeños deben ir a las instituciones educativas y así volver poco a poco a la vida cotidiana. Sin duda no es fácil cuando son tus pequeños los que tienen que ser puestos a prueba frente a la inmunidad de grupo que se busca.

En el centro de Copenhague la gente sigue saliendo y teniendo vida social, aunque muchos se quejan de la falta de encuentros sexuales, puesto que el “Dating” ha ido en bajada debido a las recomendaciones médicas. Los amigos solteros ya están entrando en un estado de depresión y hastío.

En casa las cosas van bien, aunque claro, es difícil mantener el equilibrio cuando los espacios se reducen y se tiene poca tranquilidad. Aunque en mi caso las noches han sido buenas para la producción literaria y la búsqueda de temas. He dado inicio a una serie de poemas que venían hablándome, pero no se había dado el momento de darles vida.

Los otros proyecto artísticos van en camino y, si todo sigue como hasta ahora, quizá sea posible que termina una publicación pendiente. Eso me satisface.

El mundo de la social media y las noticias está abarrotadas de buenas y malas noticias. Los paises están pensando en convivir con el virus. Otros medios de comunicación se dedican a especular sobre el fin del “Capitalismo Salvaje”, aunque yo no lo tomo tan en serio, porque la estructura económica es un monolito que nadie ha tocado y que no es posible tocar sin una verdadera guerra. De repente y las pestes que veremos en el futuro afecten la forma de hacer vida, pero de momento yo tengo mis dudas sobre algún cambio significativo. Es más, todas las ayudas no serán gratuitas.

Un tema que me preocupa, y hasta cierto punto entristece, es el descalabro de la Unión Europea. No se ha podido llegar a un plan común ante la pandemia y eso ha hecho pensar en la desestabilización del proyecto de unión que surgió despúes de la devacle que significó la Segunda Guerra Mundial.

El sur europeo tiene resentimientos por cómo se maneja la realidad de la unión desde Berlin, lo cual entorpece las negociaciones. Francia y Alemania han tomado la decisión de conversar entre ellos para un acuerdo positivo, aunque los demás países mantienen sus soprechas en cómo eso les pueda beneficiar. Es posible que veamos un fraccionamiento en la importante estructura que ha significado la paz en Europa por varias décadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s