La Cuarentena es distinta para todos

| Author(a): Silvia Titus |

Ayer vi una serie de fotografías en las cuales se muestran las casas de personas de escasos recursos.  En esta cuarentena me he dado cuenta de que la mayoría de mis amigos y familia están en muy buenas condiciones:  casa con varias habitaciones, cable, internet, Netflix, jardín o balcón, suficiente comida y hasta calefacción.

Pero en la serie de fotos vi a gente que tiene sus cocinas en el baño, o que duermen en la entrada del baño, o que su habitación es del tamaño de un closet (sin ventanas), o que viven en un complejo en el que se meten en un hoyo y ahí tienen una colchoneta y un poquito de pertenencias, o que tienen habitación, cocina, y comedor en el mismo sitio que es un lugar como de 4 mts2. 

(pongo el link de la serie fotográfica debajo de mi escrito para que veas a lo que me refiero).

Eso me hizo pensar también en los niños que tienen como escape ir a la escuela porque tienen a su papá o a su mamá que les maltrata constantemente y ahora tienen que quedarse en casa con esos papás.  O a la niña que su papá la viola a escondidas de la mamá.  ¡Imagínate tener que estar todo el día en casa con ese papá!  ¿Y qué hay de la señora que recibe golpes diarios de su marido?  ¿Cómo están pasando ellos la cuarentena?

En las sociedades del primer mundo, tendemos a quejarnos de cosas que carecemos pero que realmente son nimiedades.  Yo le llamo a eso “problemas de lujo”.  A veces leo en el Facebook “Compré un boleto a Cancún y el vuelo se atrasó dos horas”, “Estuve esperando en línea media hora para que me atendieran del Servicio al Cliente”, “La peluquera me cortó dos centímetros demás”  y así como las personas se quejan, ahí están las personas consolándolas: “no te preocupes amiga, todo va a salir bien”, “ten paciencia hermosa, todo se va a arreglar”, “El cabello te quedó fenomenal con ese color aunque esté corto”.

La verdad que esto del Coronavirus vino a ponernos en perspectiva.  Estando en casa privados de nuestra libertad, espero que estemos dándonos cuenta de lo que realmente vale la pena en la vida.  Para empezar, estamos en casa para salvar nuestras vidas.  Para evitar contagiarnos y evitar la muerte.  En segundo lugar, espero que nos estemos dando cuenta que una cosa tan simple como un abrazo y un beso, cosa que ahora nos dicen que no tengamos con gente que no sea de nuestra propia familia, ahora es un privilegio.  En Holanda nos dicen que tenemos que mantener 1,5 metros de distancia entre una persona y otra.  ¿Cuánto tiempo durara esta restricción?

Y mientras veo que en Holanda desde hace 3 días hay un poco mas de 1,000 nuevos casos, no estoy tan convencida que esta “Inmunidad de Grupo” que es en lo que el gobierno holandés cree, vaya a funcionar.  Como el mismo Primer Ministro, Rutte, de Holanda dijo:  “ya se verá en el futuro si funcionará”.

Yo me quedo en mi casa guardada esperando a ver que sucede mientras veo que los contagios mundiales aumentan de manera alarmante todos los días.

Oro por esas familias de escasos recursos o con problemas familiares serios.  Que no se les quiebre la moral. También nosotros:  que no nos quebremos la moral por esta cuarentena.   Espero que nuestra gana de volver a tener una vida normal pueda más que este encierro.

Fotografías:

http://photographyofchina.com/blog/benny-lam

https://www.prixpictet.com/portfolios/space-shortlist/benny-lam/

Un comentario en “La Cuarentena es distinta para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s