Eficiencia alemana

white-paper-with-i-love-you-print-3991793

|Autor(a): Manuel Zuleta |
Mientras los sistemas de salud a nivel mundial se enfrentan a situaciones que los ponen contra la pared, y mientras los casos aumentan de manera exponencial, las estadísticas en el país alemán llaman la atención poderosamente.

Los contagios aumentan, como es de esperarse de acuerdo con los datos empíricos que se recolectan desde el inicio de la pandemia, los hospitales y servicios de salud trabajan horas extra y hacen uso de sus reservas para cubrir la demanda. Casi todo sucede en Alemania como en sus países vecinos… casi todo.

A pesar de que el número de contagios aumenta en algunas partes en números que sobrepasan los mil, hay un dato que llama la atención: el número de fallecimientos se mantiene relativamente bajo, con menos de 400, y crece lentamente. A pesar de ser un país con más de ochenta millones de habitantes –  muchos de los cuales se encuentran dentro del grupo de riesgo debido a su avanzada edad -, el número de muertes apenas rebasa los trescientos. No es que el número carezca de importancia, pero al compararlo con la estadísticas de vecinos como Holanda, donde la población no supera los veinte millones, sus 546 muertos representan un número proporcionalmente superior.

El pueblo alemán, a veces estereotipado como frío y autómata, ha reaccionado de manera rápida y eficiente para contener, en la medida de lo posible, las secuelas del embate de este virus. Aunque los hospitales trabajan a tope y deben hacer sacrificios que afectan tanto a personal como a pacientes, la pronta acción que el país implementó ha permitido disminuir drásticamente los números que, de otra forma, podrían haber puesto en jaque al país.

Algunas razones son claras y contundentes:

Desde principios de marzo se ha restringido la mobilidad de los pobladores, escuelas, institutos y universidades debieron cerrar. Los restaurantes, los gimnasios, las cadenas de negocios que comercian productos no indispensables, incluso las iglesias, han debido limitar sus actividades o cancelarlas en su totalidad.

Desde que la información empezó a circular y la magnitud comenzó a hacerse visible, se han realizado exámenes exhaustivos a granel, para garantizar la seguridad de las personas. No solo el acceso a estos exámenes juega un rol importante, sino la reacción en cuanto se establece  el contagio, pues los pacientes han sido tratados con prontitud y eficiencia, en hospitales equipados con máquinas adecuadas y en buen estado.

Los números muestran que los infectados, en su mayoría, son jóvenes. Aunque Alemania cuenta con un gran número de ciudadanos mayores de 65 años, que actualmente representan más del 20% de la población, las estadísticas reflejan que los infectados pertenecen al grupo de personas relativamente jóvenes.

Sin embargo, no todo está tan claro ni significa que la situación esté bajo control. Según datos de Welt.de, una fuente de noticias muy importante, parte del problema con las estadísticas radica en que aún falta realizar pruebas en muchas personas. Con números que varían exponencialmente cada jornada, es posible que las cifras de infectados y, eventualmente de muertos, muestren otra realidad muy pronto. También es importante recordar que en Alemania no se realizan autopsias tan regularmente como en otros países, así que algunas muertes, que podrían adjudicarse al Coronavirus, están siendo tipificadas como algo más.

Mientras los días pasan y los países luchan por aplanar la curva estadística, el pueblo alemán – en su mayoría – hace su parte y cumple con las regulaciones impuestas. Si lo hacen de manera fría y autómata, poco importa. No hay saludos cercanos, el dinero no pasa de mano en mano, la gente demanda que se respete la distancia mínima, todo sin poner demasiado empeño en suavizar las palabras, pues al final, lo que importa es que el mensaje sea claro. Como suele suceder, hay algunos ciudadanos que siguen sus propias reglas, pero ellos son, afortunadamente, la excepción.

El mundo sigue en vilo, los números no se detienen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s