Día once: extensión del encierro

| Autor(a): Éfrin González |


Quince días más, hasta el 13 de abril, ha sido la determinación del Gobierno de Dinamarca al respecto de la cuarentena. Las multas estarán siendo emitidas para la gente que no cumpla con la maldita orden de no ir a pasear por las playas en tumultos de gente.

Mi lavadora sigue mal, he llamado al servicio. Vendrán mañana.

Nuevamente la Primera Ministra ha mencionado a la gente joven, que se sienten intocables ante la crisis. Es verdad que no son el grupo de impacto, pero son quienes pueden transmitir la enfermedad a los ancianos.

Por otro lado, de la romantización que se hizo de los italianos cantando desde sus valcones como gran proeza espiritual, el grupo de médicos chinos a cargo de controlar la plaga ha dicho que esa ha sido una de las formas que más se ha propagado el contagio. Así que nada de alegrías, señores y señoras.

La vida familiar se pone tensa. Ya hemos llegado a predecir que nos dejarán aquí hasta el final de abril como mínimo. La Semana Santa también ha sido tocada, pero eso me alegra, porque así no veremos demasiada gente en estado humano (de idiotez) puro. Tengo la sensación que en Latinoamérica las procesiones saldrán triunfantes, como todos los años, y que así la gente llegará más rápido con el Padre Salvador.

¡No lo tomen a la ligera!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s