Día cinco: ¡Pa’ la casa, carajo!

| Autor(a): Éfrin González |


El día 17 de marzo de 2020 la Primera Ministra de Dinamarca ha dado una conferencia de prensa en dónde se estableció, en términos generales, las nuevas restricciones relacionadas al Corona Virus COVID-19. Lo más importante de todo ésto es que no se pueden reunir más de diez personas en ambientes tanto abiertos como cerrados.

Los negocios de comida tienen que cerrar, aunque podrán mantener el servicio para llevar (Take Away). Los supermercados abren, con el compromiso de procurar mantener la distancia de los clientes a un metro como mínimo entre personas. Bares, gimnasios, cafés se cierran. Se puede salir a la calle a comprar comida y al dentista solo si se tiene dolor.

Tan solo el día anterior la gente estaba disfrutando de unas lindas vacaciones en la comididad de los parques en la ciudad. Pues bien, la Ministra la cargó contra la juventud, que tiene que hacerse cargo de su vida y la de los demás. La gente joven puede enfermar a los mayores. Deben ser responsable.

El estado aportará apoyo económico en diversos porcentajes a pequeñas y medianas compañias en baja actividad durante el penoso proceso de desempleos y poca o nula venta, según la información transmitida por las autoridades. También se preveen más soportes en caso de ser necesario.

La gente ha pasado de hacer bromas a preocuparse por la situación, que cada vez molesta más por la falta de movilidad y la escases producida por el pánico, aunque los productos de consumo tengan stock, el rellenado de los supermercados toma más tiempo porque la gente compra como loca. El trabajo desde casa es tortuoso por el cuidado de los niños, y más si son pequeños. Todo ésto hace un poco recordar, de manera exagerada y absurda, claro está, al Diario de Ana Frank, porque la gente que nunca ha vivido encierro puede llegar a colapsos nervisoso. Convivir con gente en espacios cerrados por largos periodos de tiempo puede volverte loco. Por suerte se puede ir al parque para niños, siempre y cuando no haya mucha gente.

Aún no se sabe qué sucederá, pero se ve en las noticias que China y Estados Unidos se culpan mutuamente por el brote del virus. Solo esperemos que la cuestión no escale desmedidamente a un conflicto bacterial ni cosas parecidas. El número de infectados en Dinamarca es de aproximadamente 100 personas en hospitales y al rededor de 1000 infectados al momento, quienes deben permanecer aislados.

China y Cuba, al igual que otros países, han ido mostrando pruebas de buen combate contra el virus y, al parecer, China ya ha controlado el virus con éxito. Estados Unidos ha tratado de comprar una investigación a los Alemanes, pero esa noticia ya ha sido desmentida. Todas éstas son buenas noticias. Un número de científicos en el mundo están en fuertes investigaciones para controlar el contagio y potencial cura del virus. Todo indica que saldremos bien. Solo es cuestión de trabajar juntos y seguir las indicaciones de las autoridades.

Y no lo olviden: ¡Pa’ la casa, carajo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s