En el lado oscuro de Dinamarca

| Autor(a): Ana Carolina Martínez Hernández |


Hoy es un día gris y ventoso, como la mayoría de los días en esta región. Vivo lejos de Copenhague, lejos del bullicio y la algarabía de las ciudades, en la parte más antigua de Dinamarca. Es una región conocida por su sobriedad, aislamiento, conservadurismo; tal es su reputación, que los mismos daneses, en especial los capitalinos, la llaman Det mørke Jylland, o sea la oscura Jutlandia. Es la península que une al país con el resto de Europa.

En fin, el propósito de estas anotaciones es describir la situación del Covid-19 por estos rumbos de hombres y mujeres arrechos y reservados. Acostumbrados a trabajar la tierra como campesinos y a luchar contra viento y marea como buenos pescadores por tradición. Sin embargo, también es en esta área donde se encuentra una gran cantidad de adultos mayores, más del 20% de los habitantes.

La gran cantidad de ancianos mantiene funcional esta sociedad a pesar de su edad, pues muchos trabajan, aunque ya han pasado la edad de la jubilación, así como también mantienen los pequeños comercios vivos en los alrededores. Es preocupante saber que este grupo de gran importancia para los poblados es también el grupo de mayor riesgo de contagio del Corona virus. Definitivamente es una situación que no se puede tomar a la ligera y el gobierno ha tomado grandes pasos en su lucha contra el virus.

Dinamarca fue el segundo país en implementar cuarentena en Europa, a pesar de no ser de los primeros países afectados, ni con el mayor número de porcentaje de infectados con relación al número de habitantes. Simplemente han sido medidas previsoras, pues no se desea sobrecargar la salud pública. Si llegara a explotar la cantidad de infectados a causa del virus, a sabiendas de la cantidad de ancianos en el país, sería catastrófico para la economía, especialmente para esta región donde vivo.

Las calles en mi pueblo están vacías, y Desde ya temo las consecuencias para los pequeños comercios que le dan vida a este lugar, que ya de por sí luchan cada año por sobrevivir económicamente y atraer a población más joven. Por el momento, solo queda resguardarse en las casas, comprar lo necesario sin acaparar y sentarse a observar la vida en estos tiempos extraordinarios.

Un comentario en “En el lado oscuro de Dinamarca

  1. Muy bonito pensamiento, sobre todo que por ser adulto mayor no se acabo la vida apoyamos y servimos con nuestra experiencia aportamos a la economia con nuestras rutinas y descansos y somos en muchas familias el soporte economico y muchas abueliatas y abuelitos educan y cuidan a las nuevas generaciones, exitos y ojala salgamos de este mal pronto para bien de la humanidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s